Control de plagas y enfermedades en la agricultura ecológica.

El desarrollo de la agricultura ecológica se basa en técnicas con métodos distintos a la agricultura tradicional. Al tratar de eliminar plagas o sustituir fertilizantes químicos, la agricultura ecológica aplica métodos que se basan en la prevención, en donde se intenta reproducir un ambiente apto para el desarrollo natural de la planta y una resistencia natural a la exposición de plagas y enfermedades.

La agricultura ecológica se desarrolla con esquemas de rotación y diversificación de cultivos que previenen el ataque de plagas. El respeto por el medioambiente incluye además la conservación de fauna autóctona e insectos del lugar, capaces de controlar plagas y mantener el equilibrio natural del ecosistema.

En agricultura ecológica, se procura evitar el uso de fertilizantes o insecticidas, aunque existen productos de origen ecológico que cumplen funciones sustitutivas de productos químicos. En situaciones límite, se podrán utilizar:

Insecticidas y fungicidas ecológicos

Los insecticidas ecológicos son los utilizados previamente a la aparición y desarrollo de los productos químicos de aplicación masiva en la agricultura convencional de la actualidad. Hacia 1940 sólo se empleaban los insecticidas que hoy conocemos como ecológicos. El renacimiento de éstos insecticidas de la mano de la agricultura ecológica, viene a saldar un inconveniente de los pesticidas convencionales que no son lo suficientemente selectivos arrasando con todo tipo de insectos y alterando el equilibrio y la diversidad medioambiental.

 
 

Insecticidas y funguicidas ecológicos más utilizados

Los insecticidas y fungicidas naturales más utilizados: Jabón de potasa, aceites minerales, piretrinas, etc. También se utilizan preparados a base de plantas y esencias vegetales o insecticidas biológicos a partir de bacterias.

Otros fungicidas ecológicos: azufre (utilizado para prevenir hongos), cobre (fungicida preventivo y utilizado sólo en forma limitada).

Como combatir las malas hierbas.

Existen diferentes métodos de eliminación de malas hierbas que afectan los cultivos en la agricultura ecológica. Los más empleados son el agotamiento a base de escardarlas pero los más satisfactorios consisten en
utilizar abonos orgánicos a modo de acolchados sobre el suelo que impiden el crecimiento de malas hierbas (paja, compost, estiércol, turba, grava, etc.)

 
 
 
Copyright 2007 www.pixelmec.com / Agricultura orgánica / Agricultura biológica / Cultivos orgánicos