Fertilización en la agricultura ecológica.

En cuanto al tipo de abonos en agricultura ecológica, se utilizan abonos como fertilizantes de origen natural, y se afecta tipos de suelos en relación a las variedades de cultivos aptas y adaptadas a la región.

Los abonos naturales atraen numerosas ventajas en la calidad final de los alimentos y la preservación del suelo apto para la agricultura, pero es necesario conocer algunas limitaciones. Siempre la efectividad de los productos de origen industrial o de sustancias químicas, suelen ser mayor. La aplicación de fertilizantes orgánicos y ecológicos, requiere de un mayor proceso de adaptación de suelos para obtener réditos económicos, que suelen ser más tardíos. Los métodos ecológicos requieren alcanzar un cierto grado de estabilización para maximizar el rendimiento.

Lineamientos de la fertilización en la agricultura ecológica.

Fertilización general de suelos (compost). El objetivo en la fertilización ecológica no consiste solamente en nutrir a la planta, sino estimular tanto el suelo como la planta en conjunto preservando el nivel de nutrientes. La fertilización de suelos se realiza a través de la aplicación de materia orgánica. El fertilizante más utilizado en la agricultura ecológica es el compost, generalmente resultado de un proceso de producción propia del agricultor. El Compost es un abono natural producido a partir de restos de materia orgánica. (Estiércol animal, guano o estiércol de murciélago, purines)

Abonos orgánicos ecológicos:

- Estiércoles de vaca, caballo, ovino, caprino, cerdo...
- Purines: deyecciones sólidas y líquidas junto con el agua de limpieza.
- Compost industrial (el que venden en los 'viveros')
- Compost casero
- Turba negra y turba rubia: pueden ser interesantes o que den problemas.
- Vermicompost (el llamado humus de lombriz)
- Residuos urbanos y lodos de depuradoras: cuidado con metales pesados (plomo, cadmio, mercurio...).
- Abonos verdes: Son cultivos realizados con la función principal de enterrarlos verdes al suelo como abono.
Se usan Leguminosas para que aporten Nitrógeno. Altramuces para suelo ácido y en suelo calizo, veza,
meliloto, guisante, habas, trébol y alfalfa.
- Enterrado de paja o matas de patata, cuellos de remolacha.
- Harina de sangre
- Harina de cuernos
- Harina de pescado
- Harina de carne
- Algas
- Guano
- Excrementos de murciélago
- Gallinaza
- Palomina
- Orujo de uva
- Orujo de aceitunas
- Pulpas de destilería
- Serrín de frondosas (para echar al montón del compost).
- Cenizas

 
 

Abonado en verde. Se llama abonado en verde a otro tipo de fertilización ecológica: a través del cultivo de plantas leguminosas especialmente aptas para ser enterradas en el suelo esperando a su descomposición transformándose en abono natural. Las plantas Leguminosas (altramuces, vezas, meliloto, guisantes, habas, soja, trébol o alfalfa) sirven para enriquecer el suelo a través del nitrógeno que absorben del aire y de las bacterias que les aportan dicha molécula.

Conservación del suelo con cubiertas vegetales. Las cubiertas vegetales vivas sirven para proteger los suelos y ayudar en la conservación del agua y los nutrientes. El mulching es una de las cubiertas vegetales de protección de suelos más utilizadas.

Aplicación de abonos minerales. Siempre procedentes de fuentes naturales.

- Fosfatos naturales
- Rocas silíceas
- Cloruro potásico
- Dolomita
- Magnesita
- Sulfato de magnesio

Biofertilizantes, o fertilizantes biológicos. Son compuestos por organismos vivos que permiten a las plantas una mejor asimilación del nitrógeno atmosférico. Los principales organismos que se utilizan para este tipo de abono son bacterias, algas y micorrizas.

 
 
 
Copyright 2007 www.pixelmec.com / Agricultura orgánica / Agricultura biológica / Cultivos orgánicos